Temporada de Juventus Lyrica: ¿Por qué estos títulos?

Porque son clásicos y el paso del tiempo no hace otra cosa que volverlos más perfectos. Los divertidos enredos de una viuda acaudalada, un hombre dispuesto a desafiar el orden natural de la vida y de la muerte para recuperar a su esposa, y una historia de amor condicionada por la guerra y las insalvables diferencias culturales, son historias que, sin importar cuándo fueron creadas, hoy nos son familiares. Y es la maestría de sus creadores lo que las hace inmortales.

La viuda alegre, de Franz Lehár, abrió un nuevo camino para la opereta y para sus fervientes devotos, gracias al espíritu inquieto de su autor, que fue capaz de derribar los límites de la opereta tanto en su estilo como en su temática. Reconocida como la obra cumbre de Lehár, La viuda alegre se destaca por una orquestación sumamente original, por sus melodías pegadizas, por su energía y su humor. Abriremos la temporada exultantes, dándonos la oportunidad de volver a bailar y cantar al compás de uno de los títulos más pedidos.
6, 8, 12 y 14 de mayo

Gluck es el puente entre el barroco y el clásico. Fue figura fundamental a la hora de hacer un cambio en la ópera en el siglo XVIII. Él y su libretista, Calzabigi, formaron un tándem que hicieron de Orfeo y Eurídice un hito en la historia del repertorio. Su máxima simpleza, su profundidad dramática y su contundencia musical cambiaron las reglas del juego operístico y abrieron el camino para la llegada de Mozart. A pesar de que luego de su estreno fue retocada ampliamente por el propio Gluck, estas reformas acentuaron el éxito obtenido desde sus primeros días y colocaron a su autor como un ícono en la historia musical.
19, 21, 25 y 27 de agosto

Con Madama Butterfly se hace la gran entrada –musicalmente hablando– al controvertido siglo XX. Butterfly fue considerada como superficial y de emotividad simplista por su propio editor, Giulio Ricordi. La inmerecida hostilidad con que fue tratada en sus primeros tiempos hizo que Puccini realizara cinco versiones, entre 1904 y 1907. Pero esa displicencia inicial pronto se convirtió en devoción y la ópera se catapultó como una de las más amadas de todos los tiempos. Como cierre de la temporada, ofrecemos una nueva oportunidad para disfrutarla en todo su esplendor.
11, 13, 17 y 19 de noviembre

Agregar un comentario